CAT Lis Garden Expert
CAT Lis Garden Expert

La legionella en torres de refrigeración

Volver


La Legionella es una bacteria que puede causar la enfermedad del legionario, una forma severa de neumonía, y la fiebre de Pontiac, una enfermedad más leve similar a la gripe. Las torres de refrigeración son uno de los principales lugares donde puede proliferar esta bacteria debido a las condiciones favorables que ofrecen para su crecimiento.


¿Qué es la Legionella?


La Legionella es una bacteria que se encuentra de forma natural en el agua dulce, como ríos y lagos. Sin embargo, puede convertirse en un problema cuando coloniza sistemas de agua artificiales como:


● Sistemas de distribución de agua caliente.

● Jacuzzis y spas.

● Sistemas de aire acondicionado, especialmente en torres de refrigeración.


Torres de Refrigeración

Las torres de refrigeración son estructuras que se utilizan para disipar el calor de sistemas industriales y de aire acondicionado. Funcionan mediante la evaporación del agua, lo que reduce la temperatura del agua de proceso.


Factores de Riesgo en Torres de Refrigeración y Legionella


Las torres de refrigeración proporcionan un entorno ideal para el crecimiento de la Legionella debido a:


1. Temperatura del Agua:
La bacteria crece mejor a temperaturas entre 20 °C y 45 °C.

2. Agua Estancada:
Las áreas de agua estancada o de baja circulación pueden favorecer su crecimiento.

3. Materia Orgánica y Biofilm:
La presencia de materia orgánica y biofilm (una capa de microorganismos) puede proporcionar nutrientes para la bacteria.

4. Aire y Agua:
El sistema de dispersión de agua en forma de aerosoles facilita la inhalación de la bacteria.


Prevención y Control de la Legionella


Para prevenir y controlar la proliferación de Legionella en torres de refrigeración, se recomiendan las siguientes prácticas:


1. Mantenimiento Regular:
Inspección y limpieza periódica de las torres de refrigeración para eliminar sedimentos, incrustaciones y biofilm, mantenimiento de legionella.

2. Control de la Calidad del Agua:
Tratamiento químico del agua para eliminar la bacteria y prevenir su crecimiento. Esto incluye el uso de biocidas y desinfectantes.

3. Control de la Temperatura:
Mantener la temperatura del agua fuera del rango óptimo para el crecimiento de la Legionella, preferiblemente por debajo de 20 °C o por encima de 50 °C.

4. Monitorización Continua:
Uso de métodos de detección rápida para la Legionella y análisis regulares del agua.

5. Diseño Adecuado del Sistema:
Diseño de torres de refrigeración que minimicen las áreas de agua estancada y faciliten el drenaje completo.


Regulaciones y Normativas

En muchos países, existen regulaciones y normativas específicas para la gestión de la Legionella en sistemas de agua y torres de refrigeración. Estas normativas suelen requerir:


● Programas de mantenimiento y control del riesgo de Legionella.

● Registro y documentación de las inspecciones y tratamientos realizados.

● Formación adecuada del personal encargado del mantenimiento.


Conclusión


La gestión efectiva y control de la Legionella en torres de refrigeración es esencial para prevenir brotes de enfermedades asociadas. La implementación de buenas prácticas de mantenimiento, control de la calidad del agua y monitorización continua puede reducir significativamente el riesgo de proliferación de esta bacteria.


La legionella en torres de refrigeración